22 de mayo de 2016

El patrimonio disperso


En la ciudad de Sigüenza, a la que perteneció el arciprestazgo de Berlanga en lo eclesiástico hasta la decada de los años 50 del pasado siglo, se encuentra un retablo que salió del Convento de Paredes Albas cuando la iglesia y sus feligreses dejaron de mantener el estado decoroso del local. El obispo de la diócesis, de nombre Muñoyerro según nos dicen algunos vecinos que todavía recuerdan el desmonte y transporte a la Ciudad del Doncel, se lo llevó al Seminario Mayor, edificio que acababa de ser reconstruido tras haber sido bombardeado y destruido casi por completo en la Guerra Civil, y allí debe estar depositado todavía, aunque la iglesia ya no tenga culto y el Seminario haya dejado de funcionar.

En los enlaces siguientes se narran sucintamente los avatares del Convento hasta la pobre ruina que podemos contemplar en la actualidad, a pesar de que desde hace unos años el edificio tiene la categoría de Bien de interés cultural:

Paredes Albas 1
Paredes Albas 2

Adjuntamos también para el archivo sentimental de los que lo conocieron en su sitio original y de los que quisieramos verlo de nuevo, la foto más reciente que hemos podido encontrar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada